Información, computadoras e informática

Una de las mayores paradojas con las que pueda encontrarse una persona encargada de explicar una disciplina es la de tener que buscar definiciones a muchos temas que va a tratar. En nuestro caso, el problema se complica al máximo, pues incluso el título de la ciencia aludida, Informática, era una palabra desconocida hace unos años: este nombre fue inventado recientemente en Francia, y a pesar de su juventud goza de una gran aceptación.

Aunque no es nuestro deseo entrar en razonamientos filosóficos o lingüísticos, lo cierto es que hay opiniones para todo los gustos sobre si la informática es una ciencia, un arte, una profesión…, etc. A pesar de esta posible indefinición, y como más adelante veremos, casi todas las actividades de la vida humana se ven afectadas de una forma más o menos directa por éste (término indefinido).

Si buscamos en diccionarios o textos referidos al tema, encontramos las siguientes definiciones:

Ciencia que trata de la concepción, realización y utilización de los sistemas que procesan información.

Ciencia y técnica del tratamiento de la información por medio de máquinas automáticas.

Disciplina que incluye las diversas técnicas y actividades relacionadas con el tratamiento lógico y automático de ¡a información, en cuanto ésta es soporte de conocimientos y comunicación humana.

Se completan estas definiciones diciendo que: La informática se apoya fundamentalmente en la utilización de los computadores electrónicos y también en un tipo peculiar de análisis conceptual, que implica una actitud mental característica en la manera de afrontar los problemas de la información, llamado Análisis de Sistemas.